sábado, 4 de marzo de 2017

San Juan de Plan (Huesca)

 Iglesia de San Juan Bautista
San Juan de Plan (San Chuan de Plan, en chistabin), se encuentra en la cabecera del valle de Chistau, a 1122 metros de altura, a orillas del rio Cinqueta, afluente del Cinca. La parroquial está bajo la advocación de San Juan Bautista y su construcción original data de la segunda mitad del siglo XII. Estos elementos primitivos de factura medieval y que hoy se conservan son el ábside, parte de la nave y, con toda probabilidad, el arranque de la torre campanario.
Este lugar se llamó, entre 1323 y 1543, San Juan de Gistaín pasando después a llamarse simplemente San Juan hasta el año 1910. El nombre actual, San Juan de Plan, comenzó a usarse de manera oficial a partir de1920. Fue merinado de Sobrarbe, sobrecullida de Aínsa, vereda de Jaca y corregimiento de Barbastro. Después de ser villa de realengo, en 1323 Guillermo de Meytat la dio a Pedro de Meytat, y el15 de julio de 1328 Alamán de Torayla prestó homenaje a Alfonso IV de Aragón en el castillo del lugar.
El casco urbano trepa por la ladera más solanera de la localidad para mantenerse alejada del azote de los vientos, perfectamente adaptada al terreno. Entre la parte baja del pueblo y su parte alta hay un desnivel 100 metros. Son abundantes las tiípicas casas chistabinas construidas de gruesos cantos rodados y mamposteria.

 Caserío
San Juan se Plan, conserva las mejores tradiciones y costumbres de los valles del Pirineo. Entre éstas se encuentra la celebración de la típica hoguera de San Juan, el 23 de junio, dentro de una conmemoración conocida como "
la falleta", los Carnavales, y demás temas folklóricos como el dance. Los sanjuaneros celebran las fiestas patronales en la última semana de agosto en honor a San Mamés.
 El camposanto se extiende junto a la puerta de la iglesia. Aquí hay que decir camposanto y no
cementerio, porque es campo de muertos y cruces dentro del paisaje. Se encuentra en la parte baja del pueblo
A un kilómetro río arriba se llega al puente llamado Puen Pecadó, donde se cuenta que recibe ese nombre ya que, antiguamente, allí se castigaban a los pecadores lanzándolos por el puente de cuarenta y nueve metros y medio de altura.
A unas dos horas y media a pie se llega hasta la ermita de San Mamés situada en el monte de igual
nombre.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada