sábado, 10 de junio de 2017

Santa María de Buil (Huesca)


Iglesia de San Martin de Tours
Santa María de Buil (antiguamente Buil, de raíz indoeuropea BOL significa "colina", en germano BUHIL con igual significado), capital del Biello Sobrarbe, es una localidad aragonesa perteneciente al municipio de Aínsa-Sobrarbe, en la provincia de Huesca. Ocupada desde el siglo VIII por los árabes, fue una de las tenencias más estratégicas y antiguas de entre las creadas por Sancho III el Mayor para la defensa de la frontera oriental del reino de Navarra.
 Torre de San Martin. En la parte inferior ventana geminada parcialmente oculta
Antiguamente tuvo ayuntamiento propio. Santa María de Buil se encuentra a 17 kilómetros de Aínsa y a 13 del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.
Pila bautismal de San Martin
El pueblo está compuesto por dos barrios y trece aldeas o casas aisladas, alejadas del nucleo principal.
Llegó a ostentar la capitalidad del condado de Sobrarbe, aunque de aquellos días ya no queda huella de sucastillo (de Boil o Buil).
  Interior de San Martin
Entre sus construcciones destaca soberbiamente la iglesia románica (de estilo románico lombardo) de San Martín, del siglo XI, declarada Monumento Nacional. Con su planta basilical y sus tres naves abovedadas a diferentes alturas que se cierra con un ábside triple, hacen de este recinto religioso uno de los más relevantes de la comarca. La torre pórtico y tribuna, de modelo lombardo, fechada hacia 1070, se ubica a los pies de la iglesia adosada a su muro occidental. La cabecera, decorada con toscas lesenas y arquería ciega, recuerda al románico gallego. Se muestra una diferencia entre la arquitectura del ábside triple de la cabecera y del resto de la construcción al haber sido los ábsides renovados a finales del siglo XI. En el siglo XVIII convirtieron su interior en una sola nave mediante la eliminación de columnas. Conserva el altar mayor original de grandes sillares con esquinas en moldura.
Capilla policromada. Estado actual
La iglesia de San Martín está declarada Monumento Nacional y Bien de Interés Cultural (BIC) por la Diputación General de Aragón.
Cruz de piedra
La iglesa parroquial de Santa María (Siglo XVI, reformada en el XVII)), en el barrio del mismo nombre, y correspone al gótico aragonés. Se situa a los pies del tozal. Se accede a ella a través de una vereda con cruces de bok. Su estado actual es de ruina.

Iglesia de Santa María
 Portada de Santa María.

miércoles, 29 de marzo de 2017

Torres de Berrellen (Zaragoza)

Casa consistorial. Fotografía joseacuenca
La localidad de Torres de Berrellén pertenece a la Comarca de la Ribera Alta del Ebro y está situada a 20 Km. de Zaragoza.
Su nombre proviene originariamente de una agrupación de casas de labor llamadas en Aragón torres, que los vecinos de la villa de El Castellar edificaron en la margen derecha del Ebro a lo largo del siglo XII, para utilizarlas como auxiliares de los aprovechamientos agrícolas de esta ribera.
El topónimo de Torres de Berrellén parece ser que proviene del árabe Ibn Ranán, traducción del nombre propio Aben Renén.
 La iglesia de San Andrés de Torres de Berrellén es obra mudéjar renacentista, del siglo XVI, construída en ladrillo y ampliada en los siglos posteriores. Imagen tomada de Turismo de Zaragoza
La cubierta mudéjar está tapada por la actual bóveda de crucería realizada en 1740.
El templo consta de una sola nave, cabecera plana que se convierte en semi hexagonal a través de dos trompas aveneradas.
Las capillas entre los contrafuertes fueron abiertas en el siglo XVIII.
A los pies tiene la torre campanario neo mudéjar sobre un basamento originalmente mudéjar. Parece que se conserva el antiguo artesonado mudéjar policromado sobre la bóveda de crucería estrellada.
Interesante es el retablo de Nuestra Señora del Castellar, con una imagen de la Virgen del Castellar del siglo XIII.
 La Casa Consistorial de Torres de Berrellén está situada en el centro del pueblo, en la Plaza Juan Pablo Bonet, a escasos metros de la iglesia.
El edificio, antiguo palacio de los duques de Villahermosa, es de estilo renacentista y fue construido en el siglo XVII, ejemplo típico de arquitectura aragonesa con su riguroso orden en la apertura de huecos y austeridad propia de este estilo arquitectónico.
El palacio es de forma rectangular y consta de semisótano, primera, segunda planta y ático. Cabe destacar las cerchas de madera existentes en el forjado de la cubierta que podemos observar en el ático abuhardillado, destinado a la sala de exposiciones y actividades; al igual que las vigas de madera vista existentes en el forjado de muchas salas.
Pasó a ser sede del Ayuntamiento tras su rehabilitación en 1986.
 Fotografía joseacuenca. Palacio barroco
El Palacio barroco de Torres de Berrellén, edificio contiguo al ayuntamiento, está situado en la Plaza Juan Pablo Bonet.
Es un edificio de estilo barroco construido en el siglo XVIII.
Fue cuidadosamente rehabilitado en la última década del siglo XX, respetándose su fachada en la que podemos admirar unas pilastras estriadas rematadas por capiteles corintios.
Hoy en día aloja la Biblioteca Municipal y el Centro de Día Nuestra Señora del Castellar.
 Fotografía joseacuenca
El Castillo del Castellar está enclavado sobre un cortado en lo alto de los montes del Castellar, en la margen izquierda del río Ebro, cauce que lo separa del municipio.
 El Castellar. Imagen
Muy cerca del castillo se sitúa la ermita de la Virgen del Castellar, donde se sube en romería durante las fiestas patronales de mayo.
El pueblo es la cuna de Juan Pablo Bonet, pedagogo que revolucionó el sistema de enseñanza a sordos y sordomudos.
 Fotografía joseacuenca
Otros hijo del pueblo: Antonio Mayandía Gómez nació en Torres de Berrellén, el 13 de junio de 1860 y murió en Madrid, el 17 de agosto de 1935. El general aragonés, que participó de 1923 a 1925 en el Directorio Militar de Primo de Rivera, había estudiado bachiller en el Instituto de Zaragoza y luego en la Academia de Ingenieros del Ejército de Guadalajara /1876-81), de cuyo cuerpo salió como teniente, prestando servicio en diferentes empleos en seis regiones españolas -entre ellas su patria chica, Aragón- y en África, en el servicio de pontoneros, para cuya unidad redactaría el primer Reglamento Táctico, así como un Manual para el Empleo del Material.
 Casa dónde nació Antonio Mayandía. Fotografía joseacuenca

sábado, 4 de marzo de 2017

San Juan de Plan (Huesca)

 Iglesia de San Juan Bautista
San Juan de Plan (San Chuan de Plan, en chistabin), se encuentra en la cabecera del valle de Chistau, a 1122 metros de altura, a orillas del rio Cinqueta, afluente del Cinca. La parroquial está bajo la advocación de San Juan Bautista y su construcción original data de la segunda mitad del siglo XII. Estos elementos primitivos de factura medieval y que hoy se conservan son el ábside, parte de la nave y, con toda probabilidad, el arranque de la torre campanario.
Este lugar se llamó, entre 1323 y 1543, San Juan de Gistaín pasando después a llamarse simplemente San Juan hasta el año 1910. El nombre actual, San Juan de Plan, comenzó a usarse de manera oficial a partir de1920. Fue merinado de Sobrarbe, sobrecullida de Aínsa, vereda de Jaca y corregimiento de Barbastro. Después de ser villa de realengo, en 1323 Guillermo de Meytat la dio a Pedro de Meytat, y el15 de julio de 1328 Alamán de Torayla prestó homenaje a Alfonso IV de Aragón en el castillo del lugar.
El casco urbano trepa por la ladera más solanera de la localidad para mantenerse alejada del azote de los vientos, perfectamente adaptada al terreno. Entre la parte baja del pueblo y su parte alta hay un desnivel 100 metros. Son abundantes las tiípicas casas chistabinas construidas de gruesos cantos rodados y mamposteria.

 Caserío
San Juan se Plan, conserva las mejores tradiciones y costumbres de los valles del Pirineo. Entre éstas se encuentra la celebración de la típica hoguera de San Juan, el 23 de junio, dentro de una conmemoración conocida como "

lunes, 20 de febrero de 2017

Gistaín (Huesca)

 Chistén. Vista general
Gistaín (Chistén, en aragonés) se ubica a las orillas del rio Cinqueta, afluente del Cinca, en la cabecera del valle de Chistau. En la villa se puede encontrar la Iglesia de San Vicente Martir, construida entre los siglos XVI y XVIII.
 Portada de la Iglesia de San Vicente Mártir
Dentro de la villa destacan dos torreones defensivos ambos pertenecientes a la "casa fuerte"; el Tardán,que data del siglo XVI; la Ermita de San Fabián del siglo XVIII, situada en el norte de la villa; un conjunto de bordas de arquitectura tradicional en Viadós y Tabernés; y una fuente con inscripciones mediaevales en la entrada de la villa.
 Torre del Tardán (s. XVI). Bien de Interés Cultural
A Gistaín se le conoce como el pueblo de las tres torres ya que conserva en buen estado tres torreones defensivos.
 Fuente con inscripciones medievales a la entrada del pueblo
Sus habitantes  aún hablan el chistabán (dialecto local).
Chistén ha sido tradicionalmente un pueblo de pastores pero ha tenido otras actividades económicas importantes como las minas de hierro (de las que las primeras referencias se remontan a principios del siglo XIV), la exportación de madera de sus bosques o el contrabando con Francia a través de los pasos de alta montaña (actividad que responde al concepto de un Pirineo sin fronteras y a la estrecha relación con los vecinos valles franceses).
 Torre de Rins
Encontramos algunas casas infanzonas de los siglos XVI-XVII, con molduras góticas y escudos de armas en bajorrelieve, donde se puede leer la fecha. Uno de ellos datado en 1565 y otro del 1577. La tercera torre es la de la iglesia de San Vicente, de estilo popular, del siglo XVIII, con la torre parcialmente románica.
 Casas infanzonas
El Valle de Chistau se encuentra rodeado de cumbres de entre 2.000 y 3.000 metros de altitud, entre los que destaca la Tuca Llardana (o Posets), que con 3.375 m. es la segunda cumbre más alta del Pirineo. Además, cuenta con abundantes ibones o lagos, como los de Millares, Barbarisa o el ibón de Plan. El visitante puede disfrutar de sus pequeños pueblos, de la tranquilidad y grandeza de las montañas. Contemplación, cultura, senderismo, ascensiones y diferentes actividades de naturaleza y aventura encuentran aquí un espacio ideal.

Las tradiciones se conservan bastantes fieles. Se conserva el traje chistavino, y el folklore se representa con bailes como “La rosca” o “La chigoleta”

viernes, 30 de diciembre de 2016

Castillo de la Santa Croche (Albarracin, Teruel)

El castillo medieval de Santa Croche (siglo XIII) se asienta sobre un promontorio rocoso, y domina parte del valle y ejercía la defensa avanzada de Albarracín.
El castillo está situado en el término municipal de Albarracín, concretamente en el kilómetro 24 de la
carretera A-1512, entre Gea de Albarracín y la propia localidad de Albarracín.
Sobre su atractivo emplazamiento, en un peñasco aislado, todavía subsisten las ruinas de lo que fuera este castillo, vigilante del río Guadalaviar y sus frondosos pinares.
Su existencia data de la época del señorío de los Azagras. Posteriormente perteneció a una rama familiar
de los Heredia, sufriendo en 1469 un asedio por parte de la Diputación del Reino.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Libros (Teruel)

Iglesia parroquial de San Juan Bautista, de estilo neoclásico (Siglo XIX)
Libros es un pueblo del que se puede decir que gusta la localidad y su nombre. El municipio, pertenecinte a la Comunidad de Teruel, situado a unos 766 metros de altitud, se encuentra ubicado en un profundo cañón del río Turia entre grandes cordilleras montañosas; al oeste las últimas estribaciones de los Montes Universales, y al este la Sierra de Javalambre; esta circunstancia conlleva a que Libros, de unos 150 habitantes se aprecie angosto entre grandes farallones de roca que lo protegen de los vientos, y  lo hacen invisible hasta que la carretera no llega a sus primeras casas.
 El río Turia
Según Oscar Pardo de la Salud el nombre de Libros deviene del término “libre”, y es que parece ser que en los tiempos de la reconquista, el Reino de Aragón para repoblar las zonas fronterizas con el sarraceno dejó a este pueblo libre de impuestos y de esta manera afianzar el asentamiento de nuevos pobladores. 
Vista desde la carretera

La Iglesia parroquial presenta tres naves cubiertas, la central con bóveda de medio cañón y las laterales con bóveda de arista. Los cuatro cuerpos de la torre, cuadrados los dos inferiores y octogonales los superiores, se alzan junto a una fachada cuya sencillez la dota de interés.
En la carretera que asciende hasta Riodeva nos encontramos con las antiguas minas de azufre, de principios del s.XX, siendo de las más importantes de España, dando trabajo a más de 400 obreros. Actualmente nos encontramos con los restos del antiguo poblado, um ermita habilitada en una cueva, y los restos de las casas-cueva de los mineros, hay reproducciónes para su visita. Al parecer los mineros preferían vivir en estas cuevas dada la insalubridad de las casas fabricadas por la empresa.

 Ayuntamiento
Los libreños  celebran sus fiestas pricipales para la festividad de la Virgen del Pilar (del 11 al 14 de octubre). El 3 de mayo, día del Cerro o de la Cruz. Se bendicen los términos municipales y se reparte vino y regañaos. Se suele celebrar el 1 de mayo que es festivo. El 15 de mayo, San Isidro. El día 29 de noviembre se celebra el Día del pan bendito.
 Libros desde el Mirador 
Muy cerca de aquí, a la orilla del Turia y en el frescor de estos prados, descansó Mío Cid camino de Valencia cuando estas tierras todavía no habían sido conquistadas para la cristiandad. Poner en valor y conjugar la historia, la leyenda, el paisaje y el paisanaje, es una tarea que está pendiente. Peña del Cid


En lo alto del mirador. Quién sube hasta aqui tiene ganada la merienda
La leña se acumula a la entrada de las caas de Libros. La gente de este lugar sabe cómo asar buena carne.
La localidad tuvo castillo concedido por Alfonso II a la orden de Monteagudo. 
Pero Libros no es famoso por lo expuesto hasta aquí sino también por los hallazgos paleontológicos entre los que mencionaremos las famosas ranas de Libros  y también por la famosa serpiente de Libros  que ha permitido por primera vez descifrar el color de los fósiles
 

 

lunes, 28 de noviembre de 2016

Pozondon (Teruel)

Ayuntamiento
En esta localidad destacan el Ayuntamiento y la Iglesia parroquial. El Ayuntamiento construido en silleria con piedra de rodeno presenta una lonja abierta por dos grandes arcos de medio punto constituyendo un edificio singular en toda la comarca.
 Torre almenada
La Iglesia parroquial de Santa Catalina con su torre defensiva y su portada principal tallada en piedra de rodeno y por el patio interior que se abre frente a ella. 
 Portada de la Iglesia parroquial
 Arco aledaño a la Iglesia
En la plaza del pueblo destaca un depósito de agua soterrado («El Aljibe»), construido en 1931, alimentado por las aguas del Pozo Chaparrero y otros seis pozos más, abiertos en el Huerto de los Pozos. El Aljibe estaba rodeado hasta mediados de los años 1990 de un abrevadero para el ganado ovino y el equino, con pilas vaciadas en piedras de rodeno.
 Entrada al aljibe
Las Fiestas Patronales, en honor de San Abdón y San Senén, se celebran a partir del último viernes de julio. El sábado se realiza una romería a los Santos de la Piedra.
También se celebra la fiesta del matacerdo, (puente de la constitución) en la cual se pueden degustar productos típicos.