lunes, 4 de diciembre de 2017

Benasque (Huesca)


Muy pocas son las colonizaciones que han llegado hasta Benasque, los romanos, que construyeron puentes y vías e incluso construyeron los primeros baños, en el actual balneario de aguas sulfurosas, con propiedades muy conocidas. Por otra parte es lógico que fueran ellos los iniciadores de potenciar los baños de aguas termales porque ya se sabe que eran muy aficionados a este tipo de relajación. Ni los árabes, ni tantas colonizaciones como ha tenido la Península han llegado al valle. Durante la Edad Media, la Villa fue ruta hacia Compostela (peregrinaje).
Antiguamente y situado al lado del actual puesto de la Cruz Roja, se levantaba un castillo, citado en el siglo XIII. Fue mandado demoler por razones estratégicas y económicas por Real Decreto, en Septiembre de 1858, por lo que actualmente no quedan restos.
La anterior inaccesibilidad, ha ayudado a conservar su dialecto, “El Patués”, idioma que tiene influencias, por su cercanía, francesas, catalanas y en cualquier caso latinas. Dicho dialecto, que se habla actualmente, fue en tiempo la forma de comunicación y actualmente, en estudio y conservación
Iglesia parroquial de Santa María la Mayor
En su génesis es una construcción románica documentada en el siglo XI.
El eclecticismo actual corresponde a reformas de los siglos XII y XIII apuntando a un gótico primitivo.
En la Guerra de Secesión la iglesia sufrió daños en el presbiterio y en el cimborrio. En 1925 el templo sufrió un incendio fortuito y durante la Guerra ivil el edificio fue arrasado y arrojadas al vacio sus campanas centenarias.
Portada de la Iglesia
De nuevo fue reformada en el siglo XVI y después de la Guerra de Sucesión en la que fue destruido el presbiterio y el cimborrio fue reconstruido en estilo barroco.
San Marcial
En su interior se venera la imagen de San Marcial, que es el patrón de la villa. Las fiestas patronales se celebran en su honor el día 30 de junio y el 1 de julio. 

Detalle calle
Pasear por esta localidad permite descubrir el casco histórico, donde se pueden contemplar edificios de cierto valor arquitectónico. Prueba de ello es la iglesia de Santa María o de San Marcial, que reúne diferentes estilos en su estructura y decoración.
El casco antiguo está lleno de escudos heráldicos, de restos renacentistas y de arcadas góticas; el perderse por las calles de Benasque, es comprobar la misma ruta de paso de la historia, de la zona antigua, con sus calles tradicionales, a la zona nueva.
Casa Juste
La localidad sigue un plan de rehabilitación que la hace muy atractiva para el turismo tanto de verano como de invierno. La hosteleria y los negocios de deporte de montaña son numerosos y se encuentran al alcande de todas las edades.

Este palacio ubicado en la calle Mayor de la localidad es un edifico de estilo renacentista del siglo XVI.
Ayuntamiento (Antigua Casa Común de Benasque Siglo XVI). Ei edificio fue incendiado en 1712 durante la Guerra de Secesión.
Bien de Interés cultural desde el 2006. Se podría considerar como casa-fuerte, aunque no debió ser la única que había en la villa.
La torre mide unos 18 mts. de altura, con almenas. Tiene cantos redondeados con piedra de sillar en las esquinas. Se compone de planta baja (entrada, jardín, etc…), dos pisos y tejado. Los vanos son adintelados.
Gran Hotel SPA de Benasque
La parte más moderna cuenta con edificios modernos de apartamentos y hoteles con una importante ocupación a lo lardo del años como el Gran Hotel SPA Benasque con precios muy asequibles y un trato muy agradable.
Puente medieval sobre el Ésera
El puente esta datado en el siglo XI. Arquitectonicamente ha sufrido distintas modificaciones. Sabemos que fue reformado en el siglo XIV en estilo gótico y, de nuevo reconstruido  en el siglo XVIII como consecuencia de una fuerte avenida. En 1925 de nuevo otra inundación -la mayor y mas grave documentada- desmoronó el arco central, no sería reconstruido hasta el año 2005.

lunes, 28 de agosto de 2017

Anento (Zaragoza)


Anento, vista general
Anento, un pueblo con encanto situado en el Campo de Daroca, esta unido al Valle del Jiloca donde va a desembocar el valle del Aguadulce.
La localidad, de llamativo color rojizo como la tierra donde se asienta, cuenta con albergue, un establecimiento hostelero (Bar restaurante "El Horno de Anento"), tienda, oficina de turismo y tres casas rurales.
.
 La iglesia y su torre
La iglesia (Siglo XIII) bajo la advocación de San Blas cuenta en su interior con interesantisimas pinturas murales del siglo XIV ocultas en parte por el retablo gótico sobre tabla dedicado a San Blas, a la Virgen y a Santo Tomás Becket.
Pinturas murales del Siglo XIV en donde podemos apreciar el Señal del Rey de Aragón
Llama también la atención un pulpito con decoración de yesería mudéjar, de los pocos que aún quedan en Aragón, datado en el siglo XV.
Púlpito de yesería mudejar del siglo XV
 Portada románica y atrio abovedado
 Fotografia tomada desde el atrio de la iglesia. Ventanal gótico
La iglesia de San Blas cuenta con una portada románica del siglo XIII con arquivoltas decoradas resguardada bajo un atrio gótico con bóveda de crucería.


  
Retablo del Altar mayor de la Iglesia parroquial de Anento, realizado por el maestro aragonés Blasco de Grañen
El retablo del altar mayor tiene la particularidad de ser el retablo gótico de mayor tamaño  de todo el territorio de la antigua corona de Aragón conservado en su propia Iglesia. De extrordiaria belleza conserva otro detalle que le hace ser anterior al siglo XVI y es la representación de Sto. Tomás Becket, nunca más representado en la imaginería católica pues fue en ese siglo cuando la iglesia anglicana le hizo tambien Santo.
 Representación de Santo Tomás Becket en el retablo mayor de la Iglesia
 El castillo de al menos el siglo XIV, se sitúa sobre un enclave calizo dominando el núcleo urbano articulado en torno a la iglesia parroquial y su torre casi militar.
 Castillo. Sus dos torres
La fortaleza de probable origen árabe (los restos conservados son posteriores) debió tener planta cuadrangular, conserva su cerramiento  de tapial en su parte este articulado sobre dos torres cuadradas (se supone que el castillo tuvo al menos tres torreones) y un foso excavado en la roca. Se conservan parte de las almenas perforadas por saeteras.
Detalle del foso excavado en la roca
Bajo el castillo, se conservan una serie de cuevas excavadas en el cortado que mira hacia la población y que debieron formar parte de la defensa las cuales estan  complementadas con estructuras de madera hoy desaparecidas.
 Viviendas cueva y cortado sobre el que se levanta el castillo
Reconstruido gracias al esfuerzo y tesón de muy pocas personas el pueblo de Anento se ha convertido en uno de los pueblos más bonitos de España, concretamente el más pequeño de los pueblos aragoneses que ostentan tal distición.
Sus calles estrechas, perfectamente rehabilitadas, adornadas con  flores y los colores ocre de las fachadas hacen de esta localidad un lugar mágico para vivir.
 Ermita de Santa Bárbara
Interior de la Ermita de Santa Bárbara
 Diferentes rincones de la localidad
Oficina de turismo
 Uno de los dos peirones, conservados en el pueblo 
Anento y Aguallueve
Cercano al pueblo se encuentra un paraje de gran belleza conocido como Aguallueve, manantial producido por la flitración de la aguas a ravés de las rocas

Sendero a Agualluvia
 Cabecera del valle. Manantial Aguallueve

Sorprendidos por un extraño

miércoles, 23 de agosto de 2017

Puertomingalvo (Teruel)

Calle Valladar. La Torre de la Iglesia al fondo
El origen de Puertomingalvo, así como el de su nombre, hay que buscarlo en el castillo musulmán de Ibn-Galbon que fue conquistado por el rey aragonés Pedro II en el año 1182 (se desconoce la fecha excta de su construcción). Dos décadas después la localidad fue donada al Cabildo y Obispado de Zaragoza bajo cuya jurisdicción permaneció hasta comienzos del siglo XIX. En 1261 recibió un fuero de repoblación que le permitió recuperar un número suficiente de habitantes.
Portal de San Antonio (S. XIV-XV), al final de la Calle Alta. Vista interior
Imagen de San Antonio en el portal homónimo
Portal de San Antonio, vista exterior 
La población, aislada entre montañas, transcurrió hasta su auge económico durante los siglos XVII y XVIII gracias a las mejoras en el rendimiento agricola. Con posterioridad sufrió las consecuencias de las Guerras Carlistas en el siglo XIX y de la Guerra Civil de 1936 aunque la extraordinaria calidad y estado de conservación de su patrimonio arquitectónico le permitió llegar a ser declarado conjunto histórico-artístico.
 Casa Llorens
Antiguo Hospital de Pobres, con una magnifica portada. Antiguamente de titularidad eclesiastica o monumentar servía para atender a viajeros mendigos o peregrinos

Casa palaciega  construida en la segunda mitad del siglo XVII. En su fachada se puede observar un reloj de sol y un curioso dibujo sobre una de sus ventanas que representa un gallo persiguiendo aun animal de cuatro patas
La iglesia de la Purificación y de San Blas constituye un monumento barroco (s. XVII) de notables proporciones.
 Portada de la Iglesia
Su portada es el elemento de mayor valor artístico en la visión exterior del edificio. En ella resalta más el eje vertical sobre el horizontal as como los contrastes entre las luces y la sombras provocados por los pilares que avanzan sobre el plano de la fachada.
 Pila bautismal
 Pinturas barrocas en el interior de la Iglesia
Replica de un retablo (hacia 1410-1425) de la Iglesia de Puertomingalvo aunque probablemente estuvo en la ermita de Santa Bárbara. El original se encuentra en el denominado Museo Nacional de Cataluña)
En el interior se encuentra una pequeña capilla de apariencia moderna dedicada a celebrar el culto en la época invernal. Dicha capilla fue construida con las donaciones de los feligreses.
La Torre edificada en piedra de canteria, al contrario que el resto de la iglesia, está fechada en el año 1739y se divide en dos cuerpos, el primero que es muy alto y de apariencia maciza, y el segundo de planta octogonal que desempeña la función de campanario.
De los cuatro portales se conservan dos, el portal Alto o de San Antón (siglo XIV-XV), con arco de medio punto y forjado de madera, repisa y dosel labrado de estilo gótico, y el portal Bajo o del Arrabal que es similar al anterior. 
La arquitectura civil  posee una pieza excepcional, la casa consistorial, un singular ejemplo de ayuntamiento turolense del siglo XV vinculado al gótico levantino. Destacan sus ventanas medievales
 Ayuntamiento.
Otros buenos ejemplos de obra civil se encuentran en el Hospital de Gracia, junto a la iglesia, construido en mampostería, con un arco de medio punto de grandes dovelas y un volado alero de madera.
Castillo. La Torre del Homenaje muy bien conservada.
 Entrada al Castillo
La fortaleza conserva parte de su estructura original en buen estado. En la actualidad se puede ver el recinto exterior , que ha perdido su remate almenado, la torrepuerta y la torre del Homenaje, donde se custodia una interesante coección etnológica.
Plaza de Armas, que ha sido habilitada para desarrollar todo tipo de actos al aire libre. En el pasado estaba rodeado por una gran sala rectangular , los establos y en el centro el aljibe.
El caserío es singular, sus edificios de piedra se remontan al siglo XIV, XV y siguientes. He aquúi una muestra de ellos:
 Casa Juan identificable por su hornacina de la Virgen del Pilar
Puertomingalvo (Teruel). Uno de los pueblos más bonitos de España